La primera pastelería, aquí comenzó todo, nuestros abuelos y más tarde nuestos padres, comenzaron a dar forma a los productos que día a día son creados artesanalmente, para que luego puedan disfrutarlos con la mayor frescura posible. Es el punto habitual de nuestros clientes de Columbrianos, y donde horneamos tanto los pasteles como el pan que amasamos diariamente.